Consejos para empezar a correr

woman, jogging, running

Desde que el ser humano se erguió sobre sus dos piernas, su naturaleza intrínseca lo impulsó a correr. Sin embargo, la evolución ha transformado esta necesidad primal. En lugar de perseguir presas a través de los campos, nuestra rutina moderna nos ata a largas horas de inactividad: dormir, desayunar, trabajar sentados, y así sucesivamente. Aunque encontramos tiempo para correr, los hábitos sedentarios actuales nos distancian de nuestros ancestros, lo que puede acarrear complicaciones. Por ello, compartimos esta guía, diseñada para sortear los desafíos potenciales y permitir un acercamiento saludable al running. Aquí te ofrecemos los pilares fundamentales para comenzar con éxito. Si eres nuevo en esto, has encontrado la guía perfecta.

Cómo se debe practicar el running

Practicar running de manera efectiva implica seguir ciertos consejos básicos que garantizan una experiencia placentera, saludable y sostenible. Sin embargo, antes de sumergirnos en esos consejos, es crucial revelar el gran secreto que subyace en esta actividad: la constancia.

Además, al igual que en otras disciplinas deportivas, contar con información y apoyo adecuados es clave para alcanzar el éxito. Por ello, existen clubes como el nuestro, el BC Team, que ofrecen la asistencia de entrenadores especializados, actuando como una valiosa fuente de motivación y orientación.

Uno de los aspectos fundamentales que todos destacarán es la importancia de utilizar calzado adecuado. Este debe ofrecer la amortiguación y protección necesarias, especialmente si el corredor tiene un peso considerable. Además, es recomendable consultar a un podólogo para que evalúe tu pisada y te ayude a elegir el calzado más apropiado.

El tipo de terreno sobre el que corres también influye significativamente en tus primeros pasos. Ya sea asfalto, arena o hierba, existen múltiples opciones entre las que elegir, pero la hierba o la tierra sobresalen por su capacidad para reducir el impacto de cada zancada.

Correr en compañía puede hacer que te resulte más llevadero, ya que la presencia de otra persona puede brindarte apoyo y asistencia, especialmente si se trata de un corredor más experimentado.

¿Por qué es importante aprender a correr?

Comprender la importancia de los consejos para iniciarse en el running es fundamental para valorar por qué aprender a correr es crucial. Aquí hay un resumen de los puntos clave:

  1. Reducción del riesgo de lesiones: Correr ejerce un impacto significativo en las articulaciones, especialmente en la rodilla y el tobillo. Este impacto se ve exacerbado por superficies duras como el asfalto, y si se añaden zapatillas inadecuadas o una forma física deficiente, aumentan las posibilidades de lesiones.
  2. Mejora del ritmo máximo: Adoptar una técnica adecuada es la única forma biomecánicamente posible de alcanzar ciertos ritmos. Una técnica correcta minimiza los tiempos de frenado y aumenta la eficiencia del movimiento, lo que se traduce en un ritmo más rápido.
  3. Progresión sin necesidad de aumentar el volumen de entrenamiento: A menudo, se cree que para obtener mejores resultados es necesario entrenar más. Sin embargo, mejorar la calidad del entrenamiento puede ser más efectivo que simplemente aumentar el volumen e intensidad, lo que también reduce el riesgo de lesiones.
  4. Optimización del gasto energético: A medida que avanzamos en nuestro entrenamiento, los límites de energía se vuelven más difíciles de superar. Por lo tanto, es crucial gastar energía de manera eficiente. La eficiencia se refleja en la capacidad de correr más rápido con menos esfuerzo, lo que implica una mejor relación entre la velocidad de carrera y el costo energético asociado.

Cómo empezar a correr

Comenzar a correr puede ser emocionante y gratificante, pero es importante hacerlo de manera gradual y segura para evitar lesiones y mantener la motivación a largo plazo. Aquí tienes algunos pasos clave para empezar:

  1. Consulta con un profesional de la salud: Antes de comenzar cualquier programa de ejercicio, especialmente si tienes alguna condición médica preexistente, es importante hablar con tu médico para asegurarte de que correr es seguro para ti.
  2. Establece metas realistas: Decide qué quieres lograr con tu carrera, ya sea mejorar tu salud, perder peso, aumentar tu resistencia o simplemente disfrutar del ejercicio al aire libre. Establece metas alcanzables y específicas para mantenerte enfocado y motivado.
  3. Consigue el equipo adecuado: Invierte en un par de zapatillas para correr que se ajusten bien y proporcionen el soporte y la amortiguación adecuados para tu tipo de pie y estilo de carrera. Usa ropa cómoda y transpirable que te permita moverte libremente.
  4. Comienza con caminatas: Si eres nuevo en el running o has estado inactivo durante un tiempo, comienza con caminatas rápidas para preparar tu cuerpo para correr. Gradualmente aumenta la duración y la intensidad de tus caminatas a medida que te sientas más cómodo.
  5. Introduce intervalos de carrera: Una vez que te sientas listo, comienza a alternar períodos cortos de carrera con caminatas. Por ejemplo, corre durante un minuto y luego camina durante dos minutos para recuperarte. A medida que ganes fuerza y resistencia, puedes aumentar gradualmente el tiempo de carrera y reducir el tiempo de caminata.
  6. Escucha a tu cuerpo: Presta atención a cómo se siente tu cuerpo mientras corres y no ignores las señales de fatiga o dolor. Es normal sentirse cansado al principio, pero es importante no exagerar y darte tiempo para descansar y recuperarte.
  7. Establece un plan de entrenamiento: Crea un plan de entrenamiento que incluya días de carrera, días de descanso y días de entrenamiento cruzado para evitar el exceso de entrenamiento y reducir el riesgo de lesiones. A medida que avances, puedes aumentar gradualmente la distancia y la intensidad de tus carreras.
  8. Mantén la consistencia: La clave para mejorar en el running es ser consistente con tu entrenamiento. Trata de correr regularmente, incluso si solo puedes hacerlo por unos minutos al principio. Con el tiempo, verás progresos y te sentirás más fuerte y confiado.