¿Quieres disfrutar en alta mar?

Cuando se alquila un barco en Ibiza es posible realizar numerosas cosas, como por ejemplo visitar playas extraordinarias y pequeñas calas, a las cuales generalmente no se puede llegar de otra manera que no sea en barco, al igual que costas acantiladas realmente asombrosas que poseen aguas cristalinas resguardadas del viento y varias cuevas alrededor de ellas.