Qué son las áreas de ventas y cómo aumentarlas

persona dibujando plan de negocios

Tener una mayor cantidad de ventas se trata del objetivo común dentro de las empresas que diseñan una eficaz estrategia, y para esto los responsables de los negocios se encargan de usar aquellos recursos que se encuentran a su disposición.

Pero, ¿en qué consisten las áreas de ventas? Son escenarios que agregan valor a productos/servicios de una empresa a fin de darle mayor visibilidad frente al público.

De esta manera, las empresas no tienen que asegurarse de colaborar con aquellos proveedores que puedan aportar calidad al negocio, sino que además, tienen que cerciorarse de desarrollar un plan de acción apropiado para vender.

¿En qué consisten las áreas de ventas?

El área de ventas se caracteriza por ser el motor que se encarga de impulsar las estrategias comerciales llevadas a cabo por todo tipo de compañía.

Asimismo, destaca por ser la encargada no solo de establecer el ritmo de producción, sino también de prevenir que la compañía experimente recesiones económicas, e incluso de garantizar su expansión hacia mercados nuevos.

areas de ventas y marketing

Dicho de otra manera, las áreas de ventas son las que se encargan de garantizar la conexión necesaria entre la elaboración de los servicios y/o productos de una compañía y sus consumidores finales.

De igual manera, analiza las necesidades que se deben satisfacer con el propósito de determinar qué productos son los que se comercializarán. Finalmente, cabe decir que el área de ventas actúa dentro del mercado al adecuar los servicios/productos de acuerdo a las necesidades de los clientes.

De este modo, el área de ventas de cualquier negocio reúne cada uno de los procesos y actividades que le ofrecen a las compañías las siguientes posibilidades:

  • Conocer y entender las expectativas de los clientes, al igual que la situación del mercado dentro del cual opera.
  • Intentar influir sobre el comportamiento de los clientes según los objetivos de la empresa.

¿Cuáles son las funciones de las áreas de venta?

Dentro de las funciones principales con las que cuentan las áreas de ventas de las diversas empresas, se encuentran las siguientes:

1. Establecer metas

Entre las principales funciones del área de ventas destaca el desarrollar objetivos realistas, claros y alcanzables los cuales busquen el crecimiento del negocio y mejorar sus resultados.

Consiste en un aspecto de gran importancia, debido a que a través de dichos objetivos será más sencillo poder guiar al equipo de trabajo.

2. Hacer seguimientos de los indicadores de rendimiento

Determinar y monitorear los KPI tanto semanal como mensualmente. Las ventas tienen que ser monitoreadas de forma continua a fin de analizar el nivel de rendimiento del negocio.

De modo que los indicadores de rendimiento suponen un importante instrumento de control.

3. Planificar estrategias de ventas

Asimismo, el área de ventas se dedica a determinar estrategias de ventas, para lo cual no solo definen los canales de desempeño, sino que también prevén los posibles problemas y establecen la metodología de servicio más acertada para que el equipo se encuentre mejor orientado.

4. Ofrecer atención al cliente

A fin de conservar la calidad de la base de clientes, mantener información que sea de valor para la empresa y, especialmente, asegurar la satisfacción total de los clientes, las áreas de ventas y de marketing se encargan del contacto constante y calificado con el público.

5. Promocionar la compañía

Para promocionar una compañía, las áreas de ventas tienen que trabajar en conjunto, independientemente si es en torno a la participación en ferias, organización de eventos, desarrollo de campañas promocionales, publicidad y/o programas de fidelización, etc.

¿De qué forma incrementar las ventas?

Para lograr incrementar las ventas de una empresa, es necesario fortalecer el área de ventas de la misma, lo cual es posible realizar de las siguientes formas:

Establecer objetivos claros

Es necesario que la empresa pueda establecer objetivos realistas en cada uno de los ámbitos posibles.

Desde un punto de vista comercial, resulta aconsejable establecer previsiones que describan los objetivos que se quieren conseguir dentro de un determinado lapso de tiempo.

Así, a través de dicha planificación, se tiene la oportunidad de enfocarse en esa dirección, algo que es fundamental dentro del trabajo en equipo realizado por los profesionales de esta área.

Asimismo, se pueden comparar esos objetivos frente al inventario de ventas, a fin de realizar un seguimiento de los logros alcanzados por todos los vendedores.

Crear un plan de incentivos

Además de fomentar la evolución comercial del negocio, los resultados cumplidos también ayudan a mejorar la motivación de los trabajadores. En este sentido, ciertas empresas suelen tener un programa de incentivos el cual valora la labor realizada por los empleados.

Cabe mencionar que aunque el reconocimiento externo no solo tiene que basarse en el aspecto económico, esta clase de incentivos suelen mejorar la productividad.

Visión comercial enfocada a futuro

El ámbito empresarial podría terminar condicionado a causa de los sucesos relacionados con la última jornada; no obstante, para poder ser una empresa en crecimiento, es necesario avanzar y lograr consolidarse con los años.

Así, las decisiones tomadas dentro del ámbito centrado en la organización tienen que buscar promover el cumplimiento de dicha misión a largo plazo. 

Diferenciación comercial

Todas las empresas desean posicionar sus servicios/productos dentro de algún sector específico; por eso es importante disponer de una estrategia que permita diferenciarse al presentar una propuesta única que ayude a captar y fidelizar al público.